Consultas Médicas Online

Consultas Médicas Online va a ser una serie de artículos donde iremos recogiendo las preguntas sobre Hernia Discal que plantean nuestros usuarios en el foro de Qamed. Como sabréis Qamed es un foro de Consultas Médicas Online donde se plantean preguntas sobre la Hernia Discal y sus variantes a la que damos respuesta que vienen de los médicos que tratan a los pacientes que transmiten sus experiencias al resto de la comunidad.

Este es el primer artículo de la serie, la forma de presentación va a ser la siguiente:

  • Ponemos las preguntas más puntuadas y con más participación del foro.
  • Colocamos las respuestas que han sido más útiles para los usuarios.

Con esto pretendemos colocar a mano de los usuarios que padecen de Hernia Discal lo que creemos un sistema de información difícil de encontrar hoy en internet. Al ser respuestas de pacientes que ya han visitado al médico es una fuente de información fiable. Comencemos con las preguntas sobre Hernia Discal 1.

Consultas Medicas Online

Preguntas sobre Hernia Discal 1

Me han diagnosticado una Hernia Discal Lumbar, ¿Qué hago ahora?

Esta pregunta va destinada a servir de ayuda para las personas que de repente conocen que tienen una hernia discal y están algo perdidos, ya que es una sensación desagradable.

Respuestas

Tras recibir el diagnóstico, como a la mayoría de pacientes de hernia discal, se te pasará la primera crisis de dolor a los pocos días o semanas, aunque pueda alargarse más tiempo por norma general los síntomas se pasarán en pocos días.

¿Qué sucede luego?

Tras pasar la primera crisis a casi todos nos vuelven crisis posteriores que coinciden como norma general con excesos físicos o malas posturas, estrés, etc. Son crisis que se tratan igual a la primera ya que son parecidas.

Con el paso del tiempo aprenderás a conocer el dolor y las cosas que lo provocan, así como las cosas que lo curan y cuanto durarán los dolores. Algunas personas saben que al darle la ciática se toman una pastilla y se ponen la almohadilla de calor y se pasa. Otros necesitan inyecciones de corticoides en el glúteo para quitarlas mientras que otros solo reposar.

Resumiendo, lo más probable es que no necesites operación pues se el dolor se curará en pocos días, aparecerán nuevos episodios con el paso del tiempo y tú mismo aprenderás a reconocer y tratar los síntomas.

¿Qué riesgos tiene la operación de Hernia Discal? ¿Es cierto que puedes quedarte en silla de ruedas?

Muchos podéis encontraros en esta tesitura queréis operaros porque no soportáis más el dolor, vuestra calidad de vida se está viendo muy afectada y queréis poner remedio. Podéis escuchar a personas operadas que han pasado por eso y ver experiencia personal vivida.

Respuestas

La posibilidad de quedarte en sillas de ruedas es un poco bulo, ya que en la columna lumbar no queda médula propiamente dicha, solo algunas raíces que forman los nervios finales. La cirugía lumbar es diferente en este caso a la cervical donde sí que la médula está presente y puede quedar dañada y dejarte en silla de ruedas.

Como en toda operación hay ciertas complicaciones como una infección de la zona, será tratada con antibióticos, derrames del líquido cefalorraquídeo en caso que la membrana que rodea la médula se pinche, aunque se cierra sola en varios días. Se puede dañar algún nervio y perder algo de sensibilidad o fuerza de forma permanente en alguna zona de la pierna.

El mayor riesgo de la cirugía es que se produzca una fibrosis y acabes con síndrome de espalda fallida, que es más frecuente.

¿Qué es el síndrome de cirugía fallida?

En la anterior respuesta hemos visto que el mayor riesgo de la operación de hernia lumbar es el síndrome de espalda fallida. Vamos a conocer qué es exactamente el síndrome de cirugía fallida.

Respuestas

También es llamada fibrosis post-quirúrgica o síndrome de espalda fallida. Se produce tras la operación de hernia discal tras una mala cicatrización. Es la complicación más frecuente de la operación de hernia y cuando aparece vuelve a dar síntomas parecidos de la antigua hernia discal.

No se sabe por qué aparece ya que no atiende a factores de edad, sexo, grado de hernia… Simplemente aparece y debe realizarse un tratamiento para curarla.

Ejercicios para la hernia discal lumbar

Ejercicios para Hernia DiscalCuando sufrimos los síntomas de una hernia discal entramos en un proceso de recuperación que nos mantiene alejados de nuestras actividades. En los primeros días es recomendable guardar reposo hasta notar cierta mejoría en el movimiento y reducir el dolor que nos impide realizar nuestra vida cotidiana.

Para ayudar con la recuperación realizaremos una serie de ejercicios para la hernia discal lumbar, unos ejercicios para mantener una actividad física focalizada a la vez que eficaces con el dolor de la espalda.

Los ejercicios para la hernia discal lumbar van a ser muy útiles para prevenir futuros síntomas de hernia discal además de ser una parte fundamental en la recuperación de la columna para poder hacer vida normal.

Como toda actividad física hay que practicarla de forma controlada y gradual para que el fortalecimiento de los músculos, articulaciones y ligamentos sea de la forma correcta. La actividad física va estar formada por una tabla de ejercicios para la hernia discal específica.

Tabla de ejercicios para la hernia discal lumbar

La tabla de ejercicios para la hernia discal lumbar es una rutina de ejercicios equilibrada que se compone de varios ejercicios para fortalecer todo el cuerpo. Los más valorados para la recuperación de la hernia son los destinados a:

  • Acondicionamiento aeróbico de bajo impacto.
  • Estiramientos de columna.
  • Fortalecimiento de los músculos lumbares.
  • Fortalecimiento abdominal.

Llevando a cabo una rutina periódica de este tipo de ejercicios, ayudaremos a la espalda a evitar la rigidez, fortalecer la musculatura, minimizar recaídas por dolor y ayuda a reducir la gravedad y duración de las posibles futuras lesiones.

Los ejercicios recomendados para hernia discal tienen una serie de objetivos y recomendaciones que veremos a continuación.

Objetivos y recomendaciones de los ejercicios para hernia discal

Todo ejercicio para hernia discal tiene tres objetivos que son:

  • Reducir el dolor y los síntomas propios de la hernia.
  • Recuperar la fortaleza perdida y mejorar la funcionalidad del cuerpo para afrontar el día a día de la mejor forma.
  • Mejorar la protección del cinturón lumbo-abdominal.

Una hernia discal es algo muy delicado y realizar ejercicios para su recuperación puede agravar los síntomas, por ello es necesario tener en cuenta estas recomendaciones:

  • La hernia discal se puede encontrar en diferentes grados, por ello es necesario estar supervisado por un especialista y que él nos indique los ejercicios que más nos van a ayudar.
  • Evitar realizar los ejercicios si tenemos un pico de dolor. En estos casos es mejor el reposo hasta notar mejoría.
  • Durante los ejercicios realiza una respiración continua y sin pausas. No aguantes la respiración.
    Controlar la técnica de los ejercicios, movimiento y velocidad para no producir daños a la zona lumbar.

Ya conocemos lo recomendado de una tabla de ejercicios para hernia, ahora vamos a ver el listado de ejercicios para hernia discal que debemos añadir a nuestra rutina.

Listado de ejercicios para hernia discal

Acondicionamiento aeróbico de bajo impacto

caminarCaminar a paso ligero. Un ejercicio continuo de entre 5 y 10 minutos con intensidad media que nos servirá como calentamiento previo de la musculatura de la espalda.

 

nadarNadar. Si al caminar nos duele demasiado la zona lumbar, podemos sustituirlo por ejercicios aeróbicos de natación. La natación permite mover todo el cuerpo y fortalece todos los músculos, además tiene el mismo efecto que caminar.

Estiramientos de columna

estiramientoslumbares

Estiramiento estando de pie. Estando parados bajaremos hacia delante con los brazos relajados hasta que nos veamos los pies. Cuando notemos cierta tensión en la columna pararemos en esa posición durante 10 segundos. Tras este tiempo nos levantaremos lentamente hasta la posición inicial y doblamos la espalda hacia atrás lentamente con las manos en la cadera. Volvemos a mantener la posición 10 segundos. Repetiremos el ejercicio de 2 a 3 veces.

estiramiento-elevacion-rodillaEstiramiento con elevación de rodilla. En este ejercicio nos tumbamos boca arriba con los pies en el suelo y rodillas en 45 grados. Elevamos la rodilla hacia el pecho y la sujetamos con las manos durante 30 segundos. Acto después repetimos con la otra rodilla. Repetiremos de 2 a 3 veces por pierna.

estiramientodegatoEstiramiento de gato. Apoyamos manos y rodillas contra el suelo formando 90 grados con el cuerpo. Entonces arqueamos la espalda formando una curva hacia arriba manteniendo durante 15 – 30 segundos. Volvemos a la posición de descanso y arqueamos hacia abajo formando una curva hacia abajo, volvemos a mantener durante 15 – 30 segundos. Repetiremos el proceso de 2 a 4 veces.

Fortalecimiento Lumbar

fortalecimientolumbarElevación de cuerpo. En posición boca abajo nos colocamos las manos en la espalda y levantamos la cabeza y pecho suavemente mirando al suelo. Levantar un poco solamente e intentar mantener la posición 5 segundos e ir aumentando progresivamente hasta los 20 segundos. Intentaremos hacer entre 6 y 10 repeticiones.

Elevación de cuerpo y extremidades alternas. Al igual que el anterior estaremos boca abajo pero con brazos y piernas extendidas. Esta vez levantamos suavemente el pecho y cabeza acompañado de un brazo y la pierna opuesta. Mantendremos al principio 5 segundos hasta ganar más fuerza y poder llegar a 20 segundos. Repetiremos entre 6 y 10 veces.

Fortalecimiento abdominal

abdominalessuperioresAbdominales superiores. Nos tumbamos boca arriba con los pies apoyados en el suelo y las manos cruzadas en el pecho. Elevamos la cabeza y hombros del suelo manteniendo la posición entre 2 y 4 segundos. Sin forzar iremos fortaleciendo hasta conseguir realizar 2 series de 10 abdominales cada una.

abdominales-inferioresAbdominales inferiores. Nos tumbamos boca arriba con los pies apoyados en el suelo. Tensamos los abdominales inferiores y con la zona lumbar apoyada en el suelo elevamos la pierna manteniéndola entre 8 y 10 segundos. El objetivo es completar 2 series de 10 repeticiones con cada pierna.

Para terminar

Desde Qamed recomendamos que antes de poneros a realizar cualquier ejercicio de los aquí indicados, consultar con vuestro especialista. En muchas ocasiones no es posible realizar estos ejercicios adecuadamente ya que pueden ocasionar dolor, en ese caso dejar de practicarlo porque puede generar más daños.

QUÉ ES LA HERNIA DISCAL

que es hernia discalLa Hernia Discal, también conocida como Hernia de Disco, es una enfermedad muy dolorosa que afecta a la columna vertebral. En la columna vertebral se encuentran las vértebras, huesos apilados uno encima de otro separados por los discos intervertebrales. Los discos intervertebrales están formados por dos partes: zona exterior o anillo fibroso y zona interior o núcleo pulposo protegido por el anillo fibroso. Son los discos intervertebrales los que permiten el movimiento de la columna y su elasticidad, gracias a sus propiedades elásticas para comprimirse y estirarse, lo que permite distribuir el peso del cuerpo de forma uniforme.

Los discos están agrupados en 2 grupos, según la parte de la columna en la que se encuentran:

  • Discos lumbares. Se encuentran en la zona baja de la columna o zona lumbar. Reciben el nombre L (lumbar) y son cinco: L1, L2, L3, L4, L5.
  • Discos Cervicales. Son los ubicados en la zona alta de la columna o zona cervical. Reciben el nombre C (cervical) y son siete: C1, C2, C3, C4, C5, C6 y C7.

La hernia discal aparece cuando uno de estos grupos de discos son afectados o dañados y podemos tener dos tipos de hernia: Hernia Discal Lumbar (L1-L5) o Hernia Discal Cervical (C1-C7).

Conociendo la estructura de la columna y las partes implicadas en la hernia discal procedemos a explicar cómo se produce la Hernia Discal.

¿Cómo se produce la hernia de disco?

La Hernia de Disco se produce al desgastarse el anillo fibroso del disco o romperse, entonces el núcleo pulposo se desplaza hacia el exterior del disco y presiona la raíz nerviosa produciendo un fuerte dolor. Cuando esto se produce es porque el núcleo no está protegido y tiene movimiento, entonces es cuando tiene lugar la hernia discal.

Las Hernias más frecuentes son las lumbares, las que afectan a los discos L4-L5 es la más conocida y habitual pues afecta a la gran mayoría de la población debido a sobreesfuerzos físicos, traumatismos o la degeneración consecuencia de la edad, sobre todo a partir de los 30 años.

Toda enfermedad tiene sus síntomas y la hernia discal no es menos. En este caso los síntomas de la hernia discal van a depender de los discos afectados.

SINTOMAS DE LA HERNIA DISCALsintomas hernia discal

Al producirse una hernia, sea del tipo que sea, tiene unos síntomas comunes como dolor, contracturas y debilidad en la columna. Estos síntomas vendrán dados sobre todo acorde al estado del disco dañado. Pueden darse dolores moderados o muy intensos, impidiendo el movimiento. Los dolores pueden ser esporádicos o crónicos en cualquier caso las hernias discales tienen síntomas concretos según su tipo.

Síntomas de la Hernia Discal Cervical

  • Dolor de cuello, sobre todo en la parte posterior o lateral.
  • Aparición de calambres en el cuello y cierta rigidez muscular.
  • Dolores agudos que se extienden al brazo, llamado también dolor irradiado o radiculopatía cervical.
  • Sensaciones de hormigueo en manos y brazos y debilidad.

Síntomas de la Hernia Discal Lumbar.

  • Calambres y rigidez muscular de la espalda baja
  • Dolor en la espalda baja que da lugar a lumbalgia. Puede desencadenar en el dolor radicular.
  • Dolor que baja hasta la pierna, se conoce también como ciática.
  • Cierta debilidad en los miembros inferiores.
  • Incontinencia (aunque es raro que suceda, pero si te pasa acude inmediatamente a un especialista).
  • Se produce en muslos y piernas, se conoce como parestesia.

Cualquier hernia es bastante dolorosa y depende del nivel de desgaste del anillo fibroso. Según esta pauta podemos diferenciar entre varios tipos de de hernia discal.

TIPOS DE HERNIA DISCAL

Los tipos de hernia discal más comunes son:

Protrusión Discal

La Protrusión Discal aparece cuando el núcleo pulposo presiona al anillo fibroso. Si el anillo está debilitado, el disco se abulta por ese lado. Generalmente la zona más débil es la de la espalda, y es hacia donde suele deformarse pudiendo llegar a presionar a la raíz nerviosa.

Fisura Discal

La Fisura Discal es el siguiente nivel de daño, donde el anillo fibroso ya está desgarrado pero sin llegar a romperse del todo. En este caso el núcleo pulposo tiene más facilidad para salir hacia el exterior y deformar el anillo con más facilidad.

Hernia discal

La hernia discal en sí, es el mayor grado de daño y aparece al romperse por completo el anillo, provocando la salida del núcleo al exterior. En los casos más graves puede llegar a afectar a la médula espinal.

Si tenemos indicios, según los síntomas de padecer cualquier tipo de hernia discal, deberemos acudir al médico especialista para que nos realice un diagnóstico de hernia discal.

EL DIAGNOSTICO DE LA HERNIA DISCAL

Un diagnóstico de la hernia discal deberá ser realizado por un especialista para determinar el tipo de hernia, nivel de daño y soluciones que seguir, para todo esto consultará el historial clínico de los pacientes y llevará a cabo un examen físico cuidadoso. Según los síntomas que le expongamos, el doctor nos examinará de cuello o zona lumbar así como las extremidades afectadas. El diagnóstico se basa en un examen físico y unas pruebas.

Examen físico del diagnóstico de hernia discal

El examen físico determinará el estado en el que se encuentra el paciente, donde el doctor buscará:

  • Entumecimientos o pérdidas de sensibilidad
  • Reflejos musculares lentos o ausentes
  • Fuerza muscular debilitada
  • La curvatura de la columna o posturas irregulares.

Para obtener estos datos el doctor puede solicitarte realizar unos ejercicios básicos como:

  • Sentarse, pararse y caminar sobre los dedos de los pies o talones.
  • Doblarse hacia delante, hacia atrás o hacia los lados.
  • Movimiento de cuello hacia delante, hacia atrás y los lados.
  • Elevación de hombros, codo y manos para revisar la fuerza en estas acciones.

Con estos ejercicios básicos se comprueba el tipo de hernia que puede tener el paciente en una primera instancia y tener un punto de partida sobre el que seguir.

Teniendo el punto de partida es hora de afirmar el tipo de hernia, esto se consigue con unas pruebas que determinarán el daño y grado de hernia.

Pruebas del diagnóstico de hernia discal

Estas pruebas permiten conocer las vértebras afectadas y el nervio presionado de la columna que provoca el dolor. Las pruebas más empleadas son:

Radiografía de la columna lumbar.

La radiografía permite conocer el estado de la columna, posición y alineación. Se determina si es correcta o no y da conocimiento de la forma de las vértebras y el espacio que existe entre ellas.

Es una prueba que da bastantes datos para conocer el problema del paciente y se suele complementar con la resonancia magnética.

Resonancia magnética

La resonancia magnética da con detalle y claridad la situación de los discos intervertebrales y su situación con los miembros anatómicos adyacentes. Los resultados, una vez analizados por el radiólogo, permitirán al paciente conocer el disco o discos afectados, ya que es posible tener varias hernias aunque no se manifiesten.

Radiografía dinámica de la columna lumbar

Esta radiografía se realiza con la columna flexionada y extendida para determinar si las vértebras presentan inestabilidad. Una ayuda muy importante para conocer el origen de la hernia y poder aplicar un tratamiento adecuado.

Escáner Lumbar o TAC

El TAC permite conocer en detalle la estructura ósea de la columna. Una muy buena complementación para la resonancia magnética.

Electromiograma

El electromiograma es la prueba que permite conocer qué raíz nerviosa es la afectada. Esto se realiza mediante un estudio de los impulsos nerviosos que van hacia los músculos. Esta prueba se realiza cuando no es posible determinar en la resonancia el disco afectado que produce el dolor.

Realizado el diagnóstico y las pruebas necesarias para conocer el tipo de hernia, discos dañados y dolores causados, es hora de aplicar un tratamiento de hernia discal apropiado.

Ya somos 25 usuarios compartiendo experiencias!

Hola a todos:

Desde Qamed.es queremos comunicaros que ya somos 25 usuarios registrados compartiendo sus experiencias médicas con la Hernia discal lumbar.

Cuantos más seamos, más preguntas se formularán y más respuestas se darán para cada pregunta.

Además, en Qamed.es también puedes ver qué preguntas son la más votadas, qué respuestas han sido mejor valoradas y qué usuarios tienen más puntos y medallas.

Entra ya en Qamed.es y comparte tus experiencias médicas con otros o pregúntales por las suyas.

Contribuye a crear un mundo mejor 🙂